jueves, 30 de diciembre de 2010

La curiosidad me sigue


Ya cuando me acercaba cada vez más a la aldea empecé a oír un murmullo de gritos y palabras desordenadas. Me interné en el bosque, pero no me di cuenta de que unos cuantos pares de ojos se posaron en mí. Tampoco me di cuenta de que unos cuantos curiosos me estaban siguiendo. Entonces se habían arriesgado demasiado, pues sentí una respiración en mi nuca, que vino seguida de un suspiro incontrolado y me giré rápidamente cogiéndole del cuello la camiseta. Unσs σjσs inσcentes me mirarσn ɑsustɑdσs. Lo solté.

-         ¿Qué hacéis aquí?
-         Eso nos preguntábamos nosotros.
-         Pues entonces tendréis que acompañarme. ¡Pero en silencio!
Seguí andando sigilosamente por aquel bosque frondoso y húmedo. Los niños me seguían también. Alguna vez que otra, unɑ rɑmɑ crujíɑ, y yo les miraba con advertencia. Al poco rato se distinguieron unas luces de colores y los niños miraron asombrados.
-         Esa es la casa de la señora Bloodworth. Es una bruja, no debemos ir allí.
-         ¿Una bruja? ¿Y se puede saber quién te ha dicho eso?- dije malhumorada.
-         Pues lo dice todo el pueblo.
-         ¿Ah sí? Pues si te crees todas esas patrañas… ¡Márchate por dónde has venido! ¡Ignorante! Cómo podéis ser tan inocentes. Os creéis todas las tonterías que os dicen, sin comprobar antes si son verdad. Hay que ver para creer. Así pues, quién no quiera venir que se valla cuanto antes.
Ninguno se fue, eso ya lo sabía. Eran demɑsiɑdσ curiσsσs como para irse sin ver antes a la señora de la que todo el pueblo hablaba mal.

sábado, 25 de diciembre de 2010

La escapada



Era una tarde lluviosa y fría. Yo estaba en mi habitación, encerrada, sin poder salir. No podía más. Se conoce que hoy era uno de esos días en que mi padre no tenía muy buen humor, y por consiguiente, no me dejaba salir. No lo entendía. Sí, estaba lloviendo, y mucho, pero aún así yo quería salir, respirar fuerte el aire fresco, y notar algunas gotas de lluvia acariciándome la cara suavemente. Pero claro, eso no podía decírselo a mi padre, pues le daría uno de esos ataques de histeria y me empezaría a gritar que esas ideas eran de loca. Pero, ¿y qué?, a lo mejor estaba un poco grillada, sí, pero me daba igual, prefería estar así. Por lo que me escapé. Os preguntaréis como una niña de diez años se escapa de su habitación, estando ésta situada a una distancia de cinco metros sobre el suelo, pero bueno, de algo me serviría mi brillɑnte lσcurɑ. Había visto miles de películas con esta escena, y aunque no me fiase mucho de mi seguridad, me daba igual. Me enrollé la sábana a la cintura y até el final de mi cuerda casera a las patas de la cama. ¡Vaya!, me dije, justo antes de dar el salto me di cuenta de que podrían sonar las patas de la cama al arrastrarse por el suelo con el peso de mi cuerpo. Así pues, cogí unas piedras pesadas que tenía en el armario y las puse detrás de cada pata de la cama. Sí, tengo unas piedras en mi armario, y muchas cosas más por las que estaríais muy de acuerdo con mi padre. Pero bueno, que más me da a mí.

Cuando di el salto no pensé que todo se iría al garete, para nada, pensé en que había olvidado el paraguas, pero me daba exactamente igual. Por suerte la sábana no se rompió ni nada por el estilo, así que caí al suelo con gracilidad. Dejé mi cuerda casera colgando y me marché acompañada de mi grɑn ɑmigɑ, lɑ lluviɑ.


He estado demasiado ocupada ultimamente.
Por lo que ya me estoy poniendo al día.
Besos ^:^

domingo, 12 de diciembre de 2010

Una lágrima manchada con sangre



Tengo que ser fuerte, hundir la cuchilla en mi piel, disfrutar amargamente de este dolor punzante, ver brotar la vida  que se escapa de mi cuerpo, como si de un suspiro se tratase.
        Derramar mil lágrimas pensando en el futuro, un futuro no muy lejano, un futuro donde ya no aparezco. EL sufrimiento sigue en los demás, en mí ya no queda nada, solo paciencia, la paciencia de esperar a la última gota de sangre, para olvidar… todo… para siempre…
        Solo puedes esperar una última lágrima, manchada con sangre.
Estos dias de felicidad, llamados Navidad me hunden más en mi propia miseria y en los problemas que se ciernen sobre mi, ¿y que puedo hacer?
Solamente escribir para ustedes. GRACIAS

sábado, 4 de diciembre de 2010

Es duro, lo sé

Si, es duro que no confíen  en ti, pero más duro es que no lo haga la persona por la que te sacrificarías, por la que renunciarías a todo, aquella persona que te hace ser mejor persona solo con una mirada y una sonrisa.
                También es duro  tener tales sentimientos, y que no puedas decirselos a nadie, pero siempre habrá alguien por encima de mí, ¿verdad? Alguien, que llegó  primero, y te rescató de la oscuridad antes que yo.
Lo siento, de veras siento no haber estado allí.
Y ahora, cara a cara descubro la verdad, esa verdad que me daba miedo…
Te importa más que yo.

jueves, 2 de diciembre de 2010

Hay que plantar cara.

Saca tu fuerza, plántale cara, dile ¡No!

¿Tú eres peor que ellos? ¿Acaso es que tú vales menos?
No tienen derecho, plántales cara, solo tú puedes para esto, este dolor que sientes, esta angustia desgarradora que te come por dentro y te hace cada vez más pequeñ@
Enfréntate a ellos, date la vuelta sin miedo y sin preocupaciones.
Se libre, se feliz… te lo mereces.

sábado, 27 de noviembre de 2010

Conduciendo hacia la libertad.



El viento de la carretera me hondea el pelo, mis ojos, empapados de lágrimas, deciden no mirar atrás.
Si miro hacia atrás  me encontrare con tus ojos, y me arrepentiré de la decisión, me marcho  para no volver, no puedo estar más tiempo  junto a ti.
Lloro, respiro, agarro fuerte el volante, grito, muevo la cabeza, pero no miro hacia atrás, tus ojos siguen ahí, sigues parado en medio de la carretera, esperando a que frene y vuelva a tus brazos, pero no ocurrirá, esta vez no.
Ya he tomado una decisión, nunca más me manipularas, jamás volveré  junto a ti.
Sin dudar… Tomo la carretera de la libertad.

domingo, 21 de noviembre de 2010

Si te vas...





Si no estas,
la vida pierde el sentido.
Si te vas,
me quedo perdido.
Soñando y rogando
que algún día vuelvas junto a mí.
Recordando,
 aquel fatídico día en el que te perdí.



                Voy camino hacia dios sabe donde, por las concéntricas calles de Madrid, las hojas secas del otoño se acumulan en los bordes de las aceras, la fina lluvia recorre mi cuerpo, y mis pensamientos; pensamientos centrados en lo que tenía y en lo que perdí, por un estúpido fallo, por una estúpida frase que no te dije, una frase tan sencilla como:
Te quiero, te necesito, perdóname...

jueves, 18 de noviembre de 2010

Hundiendome




Intento borrar tu cara de mis recuerdos,  aun te quiero pero a la vez te odio, necesito tu ser pero a la vez te aborrezco, quiero estar junto a ti para siempre, pero necesito alejarme lo más posible, el dolor me consume, me dejaste y te buscaste a alguien que me remplazara.
Me estoy ahogando en un mar de dudas.

Vuelvo a caer en tus dulces pecados, en tus crueles mentiras.
¿Qué te piensas que soy… un juguete? Me dejas, me coges y me abandonas, para después volverme a colmar de tus más que cálidos abrazos y besos.
No sé qué hacer.
Me estoy ahogando en un mar de dudas.  
Caigo para no subir jamás

martes, 16 de noviembre de 2010

Unos ojos sin alma, sin esencia...


El carruaje se movía bruscamente, el trote de los caballos era acompasado y constante, el carro crujía y hacía un sonido agudo, como un chirrido, con el movimiento de las ruedas oxidadas de aquel carruaje en el que ni siquiera me quería montar. Sentí  frío, si, lo recuerdo perfectamente, el frío, gélido… se adueñaba del carro empezando por las ventanas. Todavía recuerdo como se helaban, lentamente, hasta el punto de no poder distinguir nada de fuera, en el oscuro y solitario bosque.

De pronto, el carro se paró en seco, se acabó el sonido de los caballos, se acabó el chirrido de las ruedas oxidadas, se acabaron todos los sonidos… y un silencio sepulcral lo veló todo, sin compasión. Pensé, que tal vez, las ruedas se hubiesen helado, que no habían querido seguir cediendo al impulso de los caballos.

Me levanté y abrí la pequeña puerta del cochero. Lo que vi, me dejó sin palabras. Se había quedado completamente quieto, mirando horrorizado al frente, parecía muerto, seco, sin sentido. Mire yo también al frente y no vi nada que fuese tan terrorífico y horroroso para quedarse así. Instintivamente, sentí una fría mirada que se dirigía a mí. Me quedé seco, paralizado, sentí un pinchazo agudo en mi cabeza. Entonces cometí el terrible error de mirar directamente el reflejo de aquellos ojos negros y fríos en el cristal. Sentí una horrible sensación, pensé que todo se acababa, y ya no podía dejar de mirar aquellos ojos sin reflejo alguno de alma, sin reflejo alguno de esencia, vacíos… De pronto, todas las ilusiones y esperanzas que hubiese tenido alguna vez, se desvanecieron, al igual que todo el mundo a mi alrededor. Todo perdió el sentido en mí y para mí.

lunes, 15 de noviembre de 2010

Atada...


Grito, me cojo de los pelos, vuelvo a gritar, doy patadas al suelo,
¿Por qué nadie me hace caso, por qué paso tan desapercibida ante los ojos de todo el mundo?
¿Por qué?, si soy igual a ellos, no lo entiendo, ¿es que acaso me están poniendo a prueba?
Son crueles… soy débil y sé que si es así no podre superarla.

Me auto lesiono con palabras, con pensamientos y con actos, ¿Esto es normal? ¿Estoy loca? No entiendo nada, no me entiendo, estoy perdida en un mar de dudas, tengo deseos de morirme, pero algo me ata a  la vida, estoy desesperada, no sé qué hacer, lloro, grito y vuelvo a gritar, me odio, odio a todo el mundo, odio este mundo…

viernes, 12 de noviembre de 2010

Como las hojas en otoño.

          Perdida entre las miles de horas junto a ti, que ya quedaron lejanas, recuerdo y siento la alegría de vivir, la fuerza de seguir hacia delante, aquella fuerza que perdí, mientras te me escapabas entre mis dedos, cual arena del desierto, árida como mi corazón, que se haya seco de ti, seco de amor, así como miles de hojas secas, que crujen a cada golpe que le das...

miércoles, 10 de noviembre de 2010

Un vampiro en la habitación.

Acercándome a aquella figura, entre la oscuridad, dibujada por las sombras de una vela,  mi corazón humano se acelera.
Me atrae con su trágico encanto, me atrapa entre sus brazos, siento su frio corazón ardiente de pasión. Me muerde, me muerde y no me suelta, me consumo a un ritmo vertiginosa, pero una pasión macabra, o tal vez locura transitoria me empuja a continuar bajo su hechizo de muerte.
Mi cuello ensangrentado se mezcla ahora con mi largo cabello...    dkÑFKRcjiedjs

martes, 9 de noviembre de 2010

La noche de Madrid

      La luz de la mañana se esfuma para dar paso a la fúnebre  y mágica noche.
Esta es mi noche, voy a salir a por todas.
¡¡ SAL Y COMETE EL MUNDO!! ;)
      Con este pensamiento me  disfrazo de alguien que no soy yo, lleno de seguridad, de confianza en sí mismo.
      Salgo por la puerta. Ando por la calle, y poco a poco, ese disfraz de mentiras se desliza sobre mi piel hacia abajo, para colarse  por alguna de las miles de rendijas del Metro de Madrid.
       Inseguro, la noche me come, y desaparezco entre sus fauces, entre las miles de personas, para convertirme en algo insignificante ...

lunes, 8 de noviembre de 2010

Un bosquecillo de hadas
Pintado en tonalidades pardas y amarillentas
Miles de hojas que crujen a cada paso que damos
Riachuelos llenos de vida
Estamos solo los dos tumbados en un lugar, dios sabe dónde, en aquel mágico y fantástico bosque encantado, donde consumamos nuestro amor.

sábado, 6 de noviembre de 2010

Deseperación


En un acto desesperado hinco  las uñas en mi piel, se tiñen de rojo brillante, ¿Cómo pude ser tan estúpida? ¿Cómo pude creer en ti? Quiero desgarrarme por dentro para limpiarme de tu ser, de tus recuerdos.
Te odio.
Me has hecho tanto daño
Tirada en una esquina en el suelo de la habitación, lloro, grito, me doy cabezazos contra la pared, pataleo impotente.
Te odio, te odio, te odio

viernes, 5 de noviembre de 2010

Castillo de ilusión

Allí a lo lejos se alza un gran castillo hecho de sentimientos e ilusiones  perdidos junto a ti.
Con cañones de esperanza y balas de amor intento derruir tu fuerte barrera. ¿Por qué es tan difícil? déjame entrar en ti, saber lo que piensas,  como lo piensas y cuando lo piensas, así podremos ser uno, quiero entenderte, quiero amarte para siempre, hasta el fin de los tempos, para que nuestra historia nunca acabe…

miércoles, 3 de noviembre de 2010

Crítica a una gran mentira

      Desilusionada con la vida, escribo esta historia real.
Me dirigía al baile de gala en honor a un ilustre millonario, entre todos los allí presentes, yo era la menos adinerada de todos. Gente impoluta de smoking, de gala,  bajaban radiantes de sus falsas carrozas de caras marcas ilustres, para gente rica. Yo baje de un simple autobús de la línea 676, mi gran carroza, sucia y llena de chicles ennegrecidos por doquier.
En la puerta me esperaban mis tres amigas, Mary White Snow, Anne Red Hood y por último Rachel Sleep, todas ellas asquerosamente ricas, me adentro en las profunda boca del Lobo, un lobo feroz  y devastador, ¿cómo lo podría nombrar? ¿nobleza? Claro que por supuesto al mayoría de ellos no poseían títulos, solo eran simples banqueros o personas con una fortuna y una suerte tremendamente grande.
Una vez dentro de la fiesta, aquello parecía más bien una pelea de gallos puesto que todos envestían sobre otros con graves mentiras y bulos.
Como no, mis amigas siguieron aquel juego frio y sin escrúpulos. Yo me quede sentada esperando despertar una pequeña chispa de humanidad en alguno de aquellos seres frívolos.
Si, muchos príncipes azules pero ninguno como los de los cuentos,  ¡¡ que me podría esperar de aquél grupo de gente!! Recapacite seriamente en irme. Salí al jardín para dar un paseo, estuve allí hasta las  00:30, hasta que mis amigas, perdidamente confusas por el alcohol se fueron con tres ricos herederos, yo hice el papel de mula de carga, no tenía tiempo o se irían sin mi así que fui corriendo, en el intento de llegar a la gran limusina “carroza” un tacón se salió por mi fino tobillo y me quede descalza, mejor no recordar lo que vino a continuación.
Así que niñas, yo os digo una cosa, no os dejéis engañar, no existe, ni jamás existirá una carroza o un príncipe azul, y tampoco nadie te vendrá a devolverte un mísero zapato, puesto que…                                                           

                                                                                    Los finales Felices, son historias sin acabar.

martes, 2 de noviembre de 2010

Querida Abuela Lyne:


Te echo mucho de menos. No he parado de pensar en todos vosotros y en la incomprensión de algunos (por no decir casi todos) por mi decisión. Sé que tú eres la que más entiendes mis ganas e ilusión de correr nuevas aventuras y conocer mundo. Sé que me comprendes si te digo que a veces es bueno que te distancies un poco de aquello que hace que te quedes anclado y atrapado en una rutina y lugar. Conocer gente nueva, lugares nuevos, historias nuevas… Tantas cosas por descubrir y conocer, que tenía que liberarme. Siento haber sido tan espontánea y fugaz al marcharme sin avisar. Pero sabes mejor que nadie que si no, no habría podido hacerlo, o incluso me habrían retenido sin dejarme marchar. Te prometo que escribiré todas las aventuras que corra y te las haré llegar. Y prométeme también que me escribirás esas poesías que de pequeña tanto me gustaba escuchar, como esos cuentos que todavía perduran en mi memoria. ¿Recuerdas esas discusiones de reflexión que siempre acababan en risas y abrazos tiernos? Momentos inolvidables… También cuéntame todo lo que pase en casa. Como los despistes de la tía Jules, o las historias del abuelo, o los delirios de la señora Bray, hasta incluso las trastadas del pequeño Tom. No sé por qué repito todas estas cosas cuando sé que me las contarás igual. Supongo que es la agradable sensación de afecto y acercamiento que siento cuando pienso en ellas.

Desde aquí, tu nieta y amiga cuentacuentos,

Shania


P.D.1: Sonrisas de Caramelo :)

P.D.2: Chispas de Felicidad!

P.D.3: Abrazos con amor y besos |

lunes, 1 de noviembre de 2010

Pensamientos propios.

Nadie vendrá a ayudarte si te caes, si te hieres, si no puedes continuar, nadie te dará la mano y te dirá -¿confías en mí?- eso solo pasa en las películas, todo es mentira, el mundo es cruel y lo sabes tú y todos nosotros, ¿Nos merecemos salvación?. Es lo que me pregunto yo, y miles de personas, ¿somos mejores que los animales?, ¿somos mejores por pensar?, pensar nos hace matar, y no el hecho de matar nos hace peores o mejores, porque al fin y al cabo los animales matan y hieren por sobrevivir, ¿pero nosotros, que estúpidas causas nos llevan a herir a otra persona igual que tú, igual que yo?
Los sentimientos, ellos son los culpables, ¿los animales tienen sentimientos? no sé .Pero tu desde luego no hieres porque sí, no matas porque sí, un sentimiento te empuja a actuar así, y yo me pregunto ¿Sin sentimientos seriamos mejores? No, no lo creo, puesto que perderíamos, “ESO” nuestra humanidad, y sin ella ya no seriamos personas, tan solo simples animales, que pensándolo bien no esta tan mal.
Pero a pesar de todo yo prefiero seguir amando, seguir riendo, seguir llorando, seguir viviendo mi vida, y eligiendo  mi futuro a cada paso que doy, y algún día escribiré mi historia, la historia de un ser humano…

sábado, 30 de octubre de 2010

Noche oscura

Me despierto sobresaltado en mi cama, un ruido de pasos procedente del sotano me ha desvelado,  si ya se que es un topicazo, la noche de halloween, alguien solo en un casa, escucha ruidos en el sotano, o en el desvan, va a mirar que es, y hay alguien vivo o muerto esperandole con un hacha, moto sierra o cuchillo, entre sus manos.
Bajo con esta idea hasta donde proceden los ruidos, atemorizado abro la puerta del sotano, solo aquella simple palabra me daba escalofrios, So - ta - no, tres silabas que en una noche oscura, y solo en casa significaban dos palabras, 
yMUERTE ASEGURADAyr




               
                 ¡¡¡¡¡Feliz Halloween !!!!!

sábado, 23 de octubre de 2010

Un pasado distinto

Siempre he sido fuerte de palabra pero débil de corazón,  nunca me atreví  a dar el siguiente paso hacia el vacio,  ni a penetrar el frio odio en mis venas.
Las ojeras delataban la oscuridad de mis pensamientos, y la soledad de mi alma .
Nadie me comprendía, nadie quería entenderme yo me encerré en mi propio mundo y pensé en como seria vivir otra vida, ser distinto, ser diferente.
¿Y si aquel ser querido no se hubiera muerto? ¿y si no me hubieran juzgado por no jugar al futbol? ¿y si hubiera seguido adelante y no me hubiera cerrado en mi propio mundo?¿ y si no me hubiera colocado esta mascara de dolor y odio?
Pero ya es tarde, no puedo cambiar el pasado ni el presente, y mucho menos seguir con el futuro...

jueves, 21 de octubre de 2010

Cartas de amor ...



Carta Nº 1
No sé por qué escribo si por única contestación solo recibiré  vacio y dolor, palabras sin fondo, palabras sin sentimiento.
No me importa que no me quieras, no me importa que no me quisieras.
Seguiré adelante, con mi dolor y mis sentimientos reprimidos, porque no vale la pena  vivir sin sentir. Me compadezco de ti, necio hablador, incapaz de amar, jamás serás feliz, y yo desde el cielo, aun lloraré por ti.
Nadia

Carta Nº 2
Te tengo que agradecer todo, a ti, y solo a ti, Cariño mío, me duele tanto no verte, no olerte, no sentirte junto a mí.
Gracias a ti me aleje del olvido de la soledad, de la mala vida, y ahora en momentos tan felices de nuestras vidas, te marchas, me arrebataron tu vida, tu alma, tu corazón.
Aquellas sombras oscuras de odio, que cargaba sobre mi espalda, se esfumaban si estabas con migo, y eran sustituidas por ángeles de amor.
Monique
Carta Nº 3
Te mire por primera vez, hace mucho tiempo, y ahora, los dos mirándonos fijamente  como si fuera la primera vez, reímos. no anhelamos nada,  la felicidad de este momento lo abarca todo, te miro, me miras, reímos, nos acercamos, y felizmente, nos dormimos,  para estar siempre juntos…
Madison



martes, 12 de octubre de 2010

Los colmillos de la noche

La noche me abraza con su oscuro encanto, su belleza sombría.
A todo el mundo le gusta la noche, tan misteriosa y a la vez tan hermosa.
Te embauca, te dice: VEN, y como tontos vamos hacia ella, nos hipnotiza, nos engaña, y nos  deja volar, para después dejarnos caer.
La verdad es chocante, y todo lo que soñamos de noche, todo lo que deseamos o tememos que aparezca de noche, en nuestras vacías habitaciones, TODO, se esfuma con los primeros rayos de sol. 
El sueño se va, pero la Imaginación sigue con nosotros.
Pero no son imaginaciones, en mi cuarto hay ALGO, se acerca a mí, me abraza fuertemente, se tumba encima mía en mi cama, no puedo respirar, y lentamente sus diente afilados  entran en mi cuerpo, desvaneciéndolo todo.
-¿Quién eres?- pregunto a aquel ser.
-La noche.
Me ha atrapado, bajo sus fríos brazos, los miedos de la noche me han mordido, y no me dejan despertar. Yazco en la cama. Esperando que el sol se vaya y de paso a la OSCURIDAD… para VIVIR mi nueva vida…

miércoles, 6 de octubre de 2010

Un hueco en mi corazón


Me desperté y no estabas allí, tu hueco aun yacía al lado mío, tu olor, tu esencia, seguían brotando de la almohada donde un día estuviste.
 Se me va la voz si tú no estás, seme va el aliento, se va el presente y el futuro, y solo en mi memoria permanece  el pasado  junto a ti.
Me dirijo triste hacia la mesa, enciendo una vela. Sombras lúgubres surcan mi rostro desesperado por tu ausencia.
 Papel y Pluma. Sangre y dolor. Momentos de felicidad. Atardeceres junto a ti.
Mis  palabras reflejadas, pero mis sentimientos aun guardados esperando a que vuelvas con migo, Algun día...

martes, 5 de octubre de 2010

Esfuerzo sin recompensa

Perdí mi infancia, mi adolescencia, mi juventud, también perdí  a familia y amigos, todo por querer triunfar.
Ahora estoy tumbado en mi habitación, muriéndome de viejo, mirando una bella estampa a través de mi ventana, todo está vivo, las aves vuelan felices hacia sus nidos, las ranas saltan en las charcas para proteger a sus renacuajos, los conejos se meten veloces en sus madrigueras...
El sol de de la tarde va muriendo lentamente con migo, pero a diferencia de mi, mañana saldrá, más alegre, con más fuerza y con mas luz, las lagrimas se desbordan y caen lentamente por mi rostro, haciéndome recordar que aun sigo vivo…

jueves, 30 de septiembre de 2010

Dibujos de la infancia

De pequeño, era… callado, vergonzoso, y muy cerrado con las personas, pero atraves de mis dibujos ellos me entendían, me escuchaban y me hablaban, gracias a mis tan majestuosos dibujos me relacionaba con el mundo un mundo que yo creaba, mi vida eran mis cuadros, pintaba y pintaba, en la mesa, en un papel, en una silla en la pared, me daba igual donde, solo interpretaba lo que me dictaba mi corazón.
Pasaron los años y yo seguía dibujando, al llegar a E.S.O. , mi poder para dibujar fue menguando, mi mundo se desmoronaba, y sin mis dibujos, no tenía más remedio que aventurarme fuera de mi mundo. Y encontré un mundo muerto, sin vida, sin color sin…Dibujos. Mi infancia, al lado de mis dibujos, se quedaron en un rincón de mi habitación.

jueves, 23 de septiembre de 2010

¡¡¡Cumpleaños!!!

¡¡¡Felicidades, Draky!!!
Sigue haciendonos soñar, con tus historias, como hasta ahora.

24/9/10

lunes, 20 de septiembre de 2010

Heridas



24:45
No tengo intención de volver  a casa, me dirijo hacia la calle principal del pueblo, concurrida de varias y pintorescas personas  que como yo, no desean ir a casa, y andan perdidos por las calles, intentando en vano pasar las horas más rápidamente, bebiendo, fumándose, o de otras mil desagradables maneras más.
Yo en cambio estoy  perfectamente bien, no he bebido ni nada de eso, persona sana 100%, como se suele decir, pero una disputa con mi padre por las notas del pasado trimestre, me ha llevado hasta mi estado actual, perdida por las calles, y profundamente herida por las palabras hirientes de mi padre.
01:00
Es la una de la madrugada, aun, y  sigo sin querer ir a mi casa, me doy cuenta de que las horas van a pasar muy lentamente, si no mato el tiempo con algo, no es que quiera hacer esto, pero me da igual, mis mejillas aun húmedas, se contraen del frio.
 Me dirijo hacia un grupo de chicos que se hallan en el parque, bebiendo, me siento junto a ellos, bebemos, los grados de alcohol van haciendo su mella en mi, y cada vez me rio más y más, por cosas estúpidas, me ofrecen, “algo”,  lo cojo y después de haber tomado aquello, toda mi tristeza desaparece, y una tras otra voy tomando alta dosis de esa sustancia, todo mi mundo desaparece, solo estoy yo y esos polvitos blancos.
04:15
Mi cuerpo no aguanta más, me dirijo hacia un callejón oscuro, mi organismo intenta con todo su empeño expulsar todo aquellas sustancias perjudiciales para mí,  me adentro en un callejón, todo está distorsionado, me desplomo, mi corazón se para, y yo me encuentro allí sola.
04:20
Me hallo de pie, contemplando de pie, no me lo puedo creer, no puedo estar muerta.
¡Malditas discusiones desgarradoras tan venenosas como una víbora, maldita fuerza de voluntad débil, maldito el mundo por ser tan cruel, y maldita yo, por dejarme engañar y herir tan fácilmente!!
Ahora, arrepentida, me dirijo, finalmente hacia mi hogar.

Con esta historia quiero decir que no nos dejemos herir tan fácilmente por las personas que nos juzgan, porque ellos también son personas, y también se equivocan.